Diálogo con Laia Ortiz (ICV-EUiA) sobre el impulso a la innovación social

15.11.2011

El segundo desayuno organizado por UpSocial para promover la innovación social en la próxima legislatura tuvo lugar el martes 15 de noviembre con la participación de Laia Ortiz, candidata a las próximas elecciones generales del 20N por Iniciativa por Cataluña Verde (ICV – EUiA).

La conversación empezó con la visión de Laia Ortiz: la innovación social es una tendencia creciente, a pesar de que el entorno no ayuda. En este sentido, menciona algunos obstáculos:

  • Dificultad para reconocer el concepto de emprendimiento social y empresa social en la Administración Pública.
  • El emprendimiento social no se tiene en cuenta en las políticas públicas.
  • A pesar de que algunas empresas han incorporado la parte social, sigue siendo difícil conseguir financiación para este sector.

Laia Ortiz hizo una crítica a las políticas fiscales que hay actualmente porque son discriminatorias y no tienen en cuenta casos concretos como el emprendimiento social.

Diversos emprendedores plantearon las diferentes situaciones, seguidas de propuestas concretas de lo que pueden hacer los diferentes partidos políticos:

Carmen Salcedo, de Fundació Itinerarium, comentó la necesidad de romper espacios estancos y cercados, y trabajar conjuntamente para conseguir grandes objetivos sociales.

En este sentido, Nacho Sequeira, de Fundació Èxit, planteó una nueva problemática: se hace difícil trabajar conjuntamente con todos los sectores: administraciones públicas, sociedad civil, emprendedores sociales, sector privado, etc. Todo el mundo se conoce demasiado y nos etiquetamos mutuamente. La Fundación Éxito se ha encontrado con una situación diferente en Madrid, donde ha podido comprobar que los diferentes actores son más abiertos y generosos para trabajar en común.

Ana Àlvarez de Ara Coop, propone estudiar una figura que hace timpo existe en Francia, las Cooperativas de Actividad y Empleo (Coopératives d’Activités et d’Emploi, CAE), y el contrato de emprendedor, que facilita extremamente el desarrollo de iniciativas emprendedoras.

En conclusión, destacamos lo siguiente:

1. Apostar por mecanismos de medida del impacto social que tienen los actores sociales. Este tipo de medidas son, incluso, más importantes que la verificación de las facturas y recibos que hacen las administraciones.

2. Romper las cajas estancas en las que nos encontramos cada sector, para promover la cooperación y la sinergia entre actores.

3. Estudiar la posibilidad de la creación de una forma jurídica en base a los contratos de emprendedor y las CAE de Francia.

4. Estudiar la implantación de los bonos de impacto social que se están probando en Inglaterra, Francia y California.

Se acuerda reunirnos nuevamente con Laia Ortiz y con Joan Coscubiella, una vez configurado el Congreso de los Diputados, para tratar las propuestas concretas que se han presentado.