La revolución en los servicios sociales de prevención ya ha llegado: los Bonos de Impacto Social se hacen globales

10/29/2014

Los estados invierten anualmente miles de millones de euros para responder a retos y problemas sociales. Pero, en la mayoría de casos, tenemos poco conocimiento sobre la eficacia de esta inversión. El rendimiento se evalúa poco y, cuando se hace, se tiende a evaluar el número de personas atendidas y la cantidad de los servicios prestados, en lugar de los resultados que se consiguen.

Al mismo tiempo, los ajustes presupuestarios a menudo acarrean el no invertir en prevención, incluso cuando se sabe que esto comportará mayores gastos cuando se tenga que poner remedio en el futuro.

Esta situación también amenaza con ahogar la innovación: ¿cómo se pueden invertir recursos para probar nuevas ideas cuando ni siquiera podemos pagar lo que ya estamos haciendo? Cuando no estamos avanzando lo bastante rápido para hacer frente a los problemas sociales, la necesidad de probar cosas nuevas, más eficientes y eficaces se hace imperiosa.

De la reincidencia de presos a la preparación escolar, de la obesidad al envejecimiento activo, del desempleo juvenil al de larga duración, de la corrupción que tiene lugar dentro de las instituciones públicas a la salud, hay una dramática necesidad de encontrar y traer a la práctica respuestas más eficaces que las actuales.

Hace más de cuatro años, se diseñó en el Reino Unido un revolucionario mecanismo de financiación de la innovación en el ámbito social, centrado en la prevención. Se inició con el objetivo de reducir la reincidencia de presos con condenas cortas, que era del 63%, y en cuatro años, ya ha conseguido bajarla en un 8,4%. Son los  Bonos de Impacto Social (BIS).

El éxito del concepto y del primer BIS ha dado lugar a proyectos similares en todo el mundo. Actualmente existen al menos 27 en marcha (ver números en el mapa): 

  • En el Reino Unido (1), hay 14 proyectos que tratan retos sobre infancia tutelada o de personas sin hogar, habiendo invertido más de 20 millones de libras.
  • En los Estados Unidos (2), hay 13 proyectos sobre temas de educación infantil o prisiones con más de 27 millones de dólares invertidos. 
  • En América Latina, el Banco Interamericano de Desarrollo ha creado un mecanismo de financiación de más de 5 millones de dólares para pilotar bonos de impacto social.
  • En Europa, además del Reino Unido, los Países Bajos (4) y Alemania (5) han iniciado sus BIS en el ámbito de la ocupación juvenil.
  • En Australia, se están llevando a cabo 2 BIS sobre cuidado de personas fuera del hogar.
  • Social Finance está liderando proyectos en 4 países africanos (7, 8 y 9: Sudáfrica, Mozambique, Uganda y Suazilandia) en temas de salud (sida, malaria y otras enfermedades prevenibles).

Además, el G8 ha creado un grupo de trabajo sobre la inversión en impacto social con el objetivo de llevar a escala innovaciones como los BIS.


¿Qué son los Bonos de Impacto Social?

Son un mecanismo de financiación de servicios sociales de prevención basado en la idea del pago por éxito. En el artículo "Bonos de Impacto Social: potenciando la inversión privada en impacto social" y el dossier sobre los BIS explicamos más en detalle este modelo innovador.


¿Cuándo comenzarán en nuestro país? 

Desde UpSocial y en colaboración con otras entidades como Creas o Stone Soup, estamos explorando la posibilidad de iniciar el primer BIS en España.

En junio del 2014 organizamos sesiones de formación con el Ayuntamiento de Barcelona e Intress. Desde el punto de vista de los inversores potenciales, la acogida ha sido muy positiva. Desde el punto de vista de las administraciones, con la excepción del Ayuntamiento de Barcelona, todavía se tiene que trabajar para explicarlo mejor. Hay otras organizaciones que también están explorando este mecanismo.

Para más información, no dudes en contactarnos en: bis[arroba]upsocial.org.