Consiguiendo más autonomía para las personas con discapacidad intelectual

10/20/2014

Emociona ver como My LIFE, un programa de formación y entrenamiento para la vida independiente de personas con discapacidad intelectual o con problemas de salud mental, consigue que, en menos de 2 años, personas que antes eran dependientes mejoran significativamente su autonomía.

Cuenta su fundador, Andrew Azzopardi, que cuando empezó a trabajar y preguntaba a los jóvenes participantes qué era lo que más deseaban, se encontraba que la primera respuesta siempre era la misma: quiero ser independiente. Por eso, sistematizó una serie de acciones enfocadas alrededor de tres pasos clave: preparados, listos, ya.

En cuatro años de trayectoria en el Reino Unido, My LIFE ha atendido más de 50 usuarios y un 10% consiguen vivir de manera completamente independiente, incluso incorporándose en trabajos fuera del mercado laboral protegido o reservado.

Cuando San Pere Claver - Fundació Sanitària, una organización con más de 65 años de trabajo con estos colectivos y, por lo tanto, todo un referente a Barcelona en la prestación de servicios sociales; conoció el programa My LIFE, se planteó cómo replicar este modelo para mejorar sus servicios.

Por eso, Carles Descalzi, gerente de la fundación, explicó esta experiencia en el acto "Barcelona impulsa la innovación social", organizado por el Ayuntamiento de Barcelona; y junto con el secretario del patronato, Alfred Moreno, recibieron el reconocimiento "Impulsor de la innovación social" en nombre de la institución.

  • ¿En qué momento del proceso de implantación se encuentra la fundación? 

Muy avanzado. De hecho, este ha sido un año muy intenso de trabajo en la adaptación de My LIFE a nuestro contexto y de preparación de nuestra organización para ofrecer un nuevo servicio. Nos ha ayudado mucho hacer este proceso dentro del programa de acompañamiento a la emprendeduría social Momentum Project, que nos ha hecho trabajar en la definición de un modelo de innovación social, viable, sostenible y escalable. También estamos compartiendo y contrastando el proyecto con usuarios, familiares, proveedores y administración pública para conseguir un enfoque sistémico. Todos compartimos el valor añadido de My LIFE en el actual contexto, aportando una metodología de aprendizaje nueva, rigurosa, amplía, profunda, divertida y, muy importante, enfocada a resultados con una evaluación sistemática del progreso de los usuarios.

  • Com i quan teniu previst el llançament del nou servei?

En nuestro plan de implementación hemos definido que el primer Centro de Capacitación My LIFE en la ciudad de Barcelona entre en funcionamiento durante el segundo trimestre del próximo año, con una capacidad inicial de 24 usuarios.

  • ¿Qué otras previsiones podéis compartir? 

Pasados los primeros 18-24 meses del primer centro, con resultados positivos contrastados, la previsión es ampliar el número de usuarios atendidos e ir creando otros centros de capacitación, ya sean propios o en régimen de franquicia, tanto en la ciudad de Barcelona como en el territorio catalán. Además, y coherentes con nuestra vocación y compromiso, nuestro objetivo es que el programa se convierta en un servicio integrado en la cartera pública de servicios sociales.