La vivienda como prioridad para atender a personas en situación o riesgo de exclusión

10/20/2014

Housing First es un modelo desarrollado en los Estados Unidos y del que destacan dos claros referentes: Tanya Tull, en Los Angeles, y Sam Tsemberis, en Nueva York. Establece la vivienda estable como prioridad para apoyar a personas y familias sin hogar. Así, se consigue más eficacia también en otras intervenciones relacionadas con la ocupación, la educación de los hijos, la salud física o mental y, en general, más estabilidad y bienestar.

Este planteamiento (primera vivienda, después la intervención) versus (primero la intervención y al final de todo la vivienda) genera ahorros en la administración pública, y optimiza la utilización del dinero de los contribuyentes.

Este modelo ha sido replicado e implantado con éxito en todos los Estados Unidos y en el Reino Unido, y es especialmente relevante en personas con necesidades complejas, y graves (como adicciones o enfermedades mentales), con las cuales las metodologías tradicionales no han tenido demasiado éxito.

El Área de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes (AQVIE) del Ayuntamiento está trabajando en una nueva estrategia de apoyo para las personas sin techo de nuestra ciudad, basada en el modelo Housing First.

En el acto "Barcelona impulsa la innovación social", organizado por el Ayuntamiento de Barcelona, Àlex Masllorens, asesor de la gerencia de AQVIE, explicó el trabajo que están llevando a cabo para probar este modelo en Barcelona. Gloria Figuerola, directora del área, recibió el reconocimiento "Impulsores de la innovación social" en nombre de la institución.

  • ¿Cuáles son los elementos clave que hacen de Housig First sea una solución eficaz y eficiente?

Se trata de un servicio que asigna una vivienda a las personas sin techo desde el primer momento que son localizadas y de la manera más rápida posible, lo cual difiere sustancialmente otras iniciativas de atención que priorizan el tratamiento en primer lugar. Se dirige a personas en situación de cronicidad y de necesidad severa; es decir, que no presentan únicamente una carencia de vivienda sino que concurren otras necesidades sociales como la carencia de relaciones personales o red social y/o situaciones de adicciones. Provee de una vivienda independiente, individual y seguro lo más rápido posible, incluso directamente desde la calle. Apoya individual para mantener la estabilidad de la vivienda y el acceso a servicios esenciales (sanitarios, pensiones,...). En este proceso, es clave que la persona no cambie de residencia cuando logra un grado de autonomía suficiente para salir del proyecto.

  • ¿Qué se esta haciendo desde el área para introduir este modelo? 

Hemos explorado a fondo el modelo con visitas de expertos en Barcelona y desplazamientos al Reino Unido, a los Estados Unidos, Holanda y Portugal para aprender de la experiencia in situ. El objetivo es introducir esta experiencia para complementar y mejorar el actual modelo de equipamientos colectivos de Barcelona con un servicio dirigido a las personas sin techo con situaciones cronificadas.

  • ¿Cuáles erán los próximos pasos?

Estamos valorando la publicación de un concurso para la gestión de los primeros equipamientos basados en este modelo y estamos satisfechos de poder decir que las organizaciones sociales lo han visto con buenos ojos, de hecho hay unas cuantas que ya han expresado su voluntad de presentarse.