Evaluación de impacto de JUMP Math y Apps for Good en los laboratorios educativos en el curso 2014-2015

09/20/2016

La primera edición del Desafío Educación, promovido por Fundación Telefónica, identificó el Top 100 Innovaciones Educativas: las mejores iniciativas de todo el mundo relacionadas con la mejora de la educación STEM.

Entre ellas, JUMP Math y Apps for Good fueron seleccionadas por su mayor potencial para ser implantadas en España y participaron en los laboratorios educativos: una prueba piloto de ambas iniciativas durante el curso 2014-2015.

La implementación de los laboratorios ha sido acompañada por un proceso de evaluación externa con el objetivo de conocer el impacto de ambos modelos tanto a nivel de rendimiento y resultados académicos, como de actitudes hacia ámbitos STEM. También ha permitido identificar aspectos clave a tener en cuenta a la hora de implantar innovaciones educativas en España.

JUMP Math: un catalizador para los estudiantes desaventajados en matemáticas

Los laboratorios para la implantación de este programa de origen canadiense de enseñanza de matemáticas en el ámbito escolar, se llevaron a cabo en 5º de primaria en 70 centros escolares de cuatro comunidades autónomas, con la participación de 2.478 estudiantes.

A pesar de que trabajaron una vez iniciado el curso lectivo, las principales conclusiones son las siguientes:

  • La mayoría de estudiantes pasa de suspender a aprobar esta prueba (de matemáticas a inicio y final del curso), pero la mejora se da especialmente en los estudiantes con resultado inicial más bajo.
  • Hay una correlación significativa entre más implementación de JUMP Math y mejores resultados: aquellos que han aplicado más JUMP Math mejoran su puntuación en más de 2,1 puntos. 
  • Hay una reducción de suspensos y un incremento de notables y sobresalientes solo en los casos en que se aplica JUMP Math de forma intensiva. 
  • El 94% de profesores perciben un impacto positivo en el rendimiento de sus estudiantes.

Las causas apuntaban a una idea clave: JUMP Math ayuda a simplificar el contenido matemático y su presentación, haciéndolo más accesible. Algo especialmente valorado por docentes y estudiantes que previamente presentaban mayores dificultades. Las mejoras más llamativas se dan en los centros con resultados previos más bajos y con mayor número de suspensos.

Apps for Good: una puerta abierta al mundo de las profesiones STEM basadas en el diseño y la creatividad

Los laboratorios educativos basados en esta iniciativa que propone a los estudiantes diseñar una aplicación móvil o web para resolver un problema de su vida cotidiana, se realizaron desde 6º de primaria hasta Bachillerato e incluso Formación Profesional.

Ante esta heterogeneidad, el denominador común ha sido el importante revulsivo que plantea una metodología de trabajo en clase muy distinta a las tradicionales. Un 78% del alumnado menciona haber adquirido algún conocimiento relacionado con el diseño de apps y un 72% haber mejorado su gusto por la tecnología y/o la informática.

Esta experiencia ha acercado a los participantes a un mundo desconocido para ellos hasta el momento, ofreciéndoles una visión profesionalizada del diseño tecnológico. Además ha promovido el desarrollo de algunas competencias clave para la ciudadanía del s. XXI, como la identificación de problemas y la creatividad para proponer soluciones o la capacidad para trabajar por equipos. Esto último mencionado por 1 de 4 estudiantes aunque no se les hubiera formulado la pregunta. 

Consideraciones finales: 3 claves para la implantación de innovaciones educativas en España

  • Formación continuada del profesorado implicado a través de comunidades de práctica donde intercambiar experiencias y reflexiones didácticas entre docentes.
  • Contextualización de los materiales didácticos al contexto local.
  • Incorporación de las innovaciones como un programa de centro, favoreciendo el trabajo coordinado entre docentes.
  • Apropiación de la innovación por parte de los docentes implicados.

Los laboratorios educativos en el curso 2014-2015 son fruto de una colaboración entre Fundación Telefónica, la Obra Social “la Caixa” y los gobiernos autonómicos de Castilla-La Mancha, Galicia, Madrid y Murcia, y han sido evaluados por el Centro de Investigación para la Educación Científica y Matemática (CRECIM), centro de investigación en educación STEM de la Universitat Autònoma de Barcelona.