Partnering for Change

Colaboración público-privada de servicios a familias monoparentales para asegurar el acceso a vivienda estable y a servicios de apoyo, gestión e información. Esto permite una mayor eficacia en otras intervenciones relacionadas con la educación de los hijos, el empleo, la salud física y mental y, en general, una mayor estabilidad que favorece el bienestar de estas personas y familias. 

Estados Unidos
Indicadores de éxito
  • Tanya Tull comenzó a trabajar en la iniciativa para aportar una solución a las necesidades de vivienda de las madres monoparentales, pero su desarrollo ha demostrado ser especialmente relevante en personas con necesidades complejas y graves (adicciones, enfermedades mentales, discapacidades, etc.) en las cuales las metodologías tradicionales no han tenido éxito. El modelo Hosuing First se ha replicado e implantado en todos los estados de Estados Unidos y en Reino Unido. 
  • Ha conseguido ayudar a más de 5.500 familias en Los Angeles.
  • Ha reducido el gasto gubernamental en servicios a familias sin hogares y monoparentales en un 32%.

Emprendedor

Tanya Tull
Emprendedora social de la red Ashoka (2009).

Housing First es un modelo desarrollado en los Estados Unidos y del que destacan dos claros referentes: Tanya Tull, en Los Angeles, y Sam Tsemberis, en Nueva York. El Ayuntamiento de Barcelona diseñó una nueva estrategia de apoyo a las personas sin techo basada en este modelo, el proyecto ha recibido en el 2014 el reconocimiento "Impulsores de la innovación social"

Tras un primer piloto con Fundación Rais, en el 2015 adjudicó a San Joan de Deu, Servicios Sociales, y a la Unión Temporal de Empresas (UTE) San Pere Claver-Suara-Garbet el servicio “Primer la Llar” (Housing First) para gestionar 50 viviendas para personas sin techo. 

El servicio se puso en marcha con dos lotes de 25 viviendas procedentes del mercado privado, el apoyo socioeducativo y la cobertura de necesidades básicas cuando sea necesario. De junio a diciembre del 2015 se ha previsto un ingreso progresivo de las personas usuarias. También, y por primera vez, se incorpora la figura de una persona que ha vivido una situación similar a la de las usuarias del servicio y que ha conseguido salir, haciendo la función de ejemplo y mediación en el proceso de mejora de la autonomía.